• Llamas, J.M.

Ascendiendo con María

Actualizado: 22 de dic de 2019


(Aquí te puedes bajar el libro electrónico en formato .epub)

(Visita de María a Isabel. Monólogo interior de Isabel).

Texto base: Lc. 1,39-56.

Esta noche me está costando dormir. Menos mal que el cielo está despejado, hace fresquito y se ven bien las estrellas. ¡El firmamento: qué misterio! Pequeño Juan, un día tú también las contemplarás, y ellas te hablarán del Salvador. Estoy segura.

Otra patada. Como siga así, este niño va a ser peleón, ya lo creo que sí. ¡Fuerte, duro, dispuesto a todo! Claro como el agua, y recio como el desierto. ¡Vaya saltos de alegría has dado esta tarde, cuando me ha saludado María! Eso sí que es un misterio: que mi prima, todavía una muchacha que prácticamente no ha salido de su Nazaret, sea la madre del Salvador de Israel… ¿Cómo es posible? En fin, qué voy a decir yo sobre lo que es posible y lo que no: ¿cómo puede una vieja como yo estar embarazada? Un misterio. Todo esto es un misterio…

Se ha plantado desde su pueblo aquí en menos que canta un gallo. ¡Qué nervio tiene! De prisa, porque tenía que echar una mano a su prima. ¡Qué cosas! Cualquier otra habría anunciado por toda Galilea que va a ser una mujer muy importante, pero ella nada: silencio, humildad, y a servir.

Y eso que es más lista que un hurón, ¡esta María! Que cuando se pone con los brazos en jarra hay que temerle, porque te dice las cosas claras y le da igual lo que pase. Como lo que se ha puesto a cantar hoy. ¿Cómo era? “Derriba del trono a los poderosos y levanta a los humildes, a los hambrientos los llena de bienes y a los ricos los despide sin nada”. ¡Toma ya! Este sí es el Dios que lo va a cambiar todo. Este sí es el Dios por el que salta Juan. Este sí es el Dios que crece, sin que nadie pueda explicar cómo, en las entrañas de María, y que nos hace, a ella y a mí, y hará a los humildes y a los hambrientos, cuando crezca, felices, hasta el fondo y para siempre.

Este sí es Dios.

#Dios #Romántico #Navidad