• Llamas, J.M.

El capitán Marcos y el Tesoro del Vivo - Intro. El puerto de Malaca

Actualizado: abr 26


(Basado en un guion de la Coordinadora de Infancia de ACG Málaga para la convivencia de Cuaresma 2021)

Si quieres descargarte el cuento en formato de libro electrónico (.epub), haz clic aquí debajo.


El capitán Marcos y el Tesoro del Vivo -
.
• 4KB




Queridos niños, en años y también en espíritu: hoy voy a contaros la historia de un pirata al que conocí hace muuuuuuuchos años. Era un bucanero de una goleta que surcaba los anchos mares con su tripulación, con su barba desaliñada, su pañuelo pirata, su gorro, su espada, su garfio y su parche, aunque el parche era de coña porque veía lo traspuesto por los dos ojos. Marcos era su nombre.


Y hete aquí que atracó en el puerto de una ciudad llamada Malaca, para echar un ratito, descansar, recoger víveres y golismear por si se le presentaba alguna aventura que mereciera la pena. Mientras estaba sentado en un taburete del Bar Timeo, viendo el tiempo pasar y disfrutando de la tierra firme y del solecito del lugar, escuchó hablar a dos marinos que, sin él saberlo, le cambiaron la vida.


- Y en cada una de esas islas -decía uno de ellos- se esconde un cofre misterioso que, dicen, lleva al tesoro más extraordinario del mundo. Pero claro, para abrir cada cofre hay que descifrar unas señales rarísimas que hay en las islas. Un lío, vamos.


Marcos se unió a la conversación inmediatamente.


- ¿Pero qué estáis diciendo? ¿Un tesoro extraordinario? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué?

- Nadie sabe exactamente de qué se trata -le dijo uno de los dos marinos-, pero la gente habla y habla y habla. Porque la gente es de hablar, ¿sabes tú? Y cuando se pone a hablar pues…


Marcos lo interrumpió gritando, envalentonado:


- ¡Yo conseguiré todos los cofres, y el tesoro! ¡Seré el pirata más rico y famoso del mundo, ho ho ho!

- Sí, claro, campeón. Tú solito. Noveatú vieo, la hente htá pallá -se dijeron el uno al otro, y siguieron su camino riéndose de Marcos.


- ¡Yo no estoy solo, marineros de agua dulce! ¡Soy capitán, y estoy dispuesto a todo! -respondió Marcos con el puño alzado, mientras volvía a su barco.


- ¡Tripulación! -gritó, subiéndose encima del mascarón de proa- ¡Soltad amarras, izad las velas, levad anclas! ¡Partimos en busca del tesoro más fabuloso de la historia!


(El próximo domingo 21 de febrero tendremos el primer capítulo: «La Isla Desértica»)

162 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo