• Llamas, J.M.

Los amó hasta el extremo




(Jn 13,1-20; Lc 22,1-22)



Mi sangre es tuya.

Todo que ver contigo,

pan del hambriento.

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo