Juguetes abandonados: el trenecito Antón

02/01/2017

(Aquí te puedes bajar el libro electrónico en formato .epub)

 

 


 

A mi hermano, un hombre libre


 

En mi dormitorio había

un tren a pilas, Antón,

con una vía redonda:

bosque, túnel, estación.


 

Siempre el mismo recorrido,

siempre la misma función,

siempre los mismos raíles,

siempre a ritmo machacón.


 

Pero un día mi trenecito

se llevó un gran sorpresón,

porque se rompió la vía:

¡vaya una revolución!

 

 

Please reload

Historias afines
Please reload