“Yo, Daniel Blake”. Ken Loach, 2016.

11/01/2017

 

 

 Esta semana traemos al mejor director de cine social de la actualidad: Ken Loach. Su narrativa, dura, descriptiva, dejando que la realidad golpee, procurando no dejar moralejas fáciles, hace que su cine sea muy hábil, y su denuncia muy certera.

Lo que cuenta. Daniel Blake es un carpintero inglés cercano a los sesenta años, que nunca ha tocado un ordenador. Acaba de tener un infarto, y su médico le ha prohibido trabajar. Sin embargo, la administración, tras una encuesta, le obliga a hacer cursillos de empleo y buscar un trabajo “on line” para evitar recibir una sanción. En sus idas y venidas al “job center” conoce a Rachel, una joven madre soltera con dos hijos que ha tenido que cambiar de ciudad para que no le quiten a su familia, y se compromete a echarle una mano.

Los valores de esta película: la fraternidad frente a la maraña legal de la burocracia actual, la sencillez, la crisis de la clase media, la crítica feroz a la estructura del mercado de trabajo, los olvidados de la sociedad de la información, la juventud sin horizonte…

Una cinta muy dura, pero necesaria en medio de la crisis que estamos viviendo, que deja sin perspectivas de esperanza a muchos buenos jóvenes y adultos.

 

 

Please reload

Historias afines
Please reload