Infinita paradoja de carne

02/12/2017


 

(Aquí te puedes bajar el libro electrónico en formato .epub)

 

 

 

 

Cuando el que es todo

se vuelve nada,

cuando el que es dueño

busca morada,

cuando el que puede

débil se halla,

de nada sirven mis ínfulas romas,

de nada valen mis formas pomposas,

mis necios honores son para nada.


 

Cuando el que crea

late en un vientre,

cuando el que truena

llora naciente,

cuando el ignoto

crece y aprende,

de nada sirven mis huecos proyectos,

de nada valen mis doctos consejos,

mis vanos méritos son para nada.


 

Cuando el que juzga

es perseguido,

cuando el que reina

tiembla de frío,

cuando el que ordena

busca cobijo,

ya solo queda salir de mi barca,

ya solo vale abrirte mi alma,

darte el timón y soltar mis amarras,

amar la enseña del amor que ama.


 

(Basado en Hilario de Poitiers, De Trinitate 2, 25).


 

Please reload

Historias afines
Please reload