Ven al PACAP. Hazte bacteriano

03/06/2019

 

 

Aquí puedes descargarte esta historia en formato de libro electrónico (.epub).

 

 


 

¡Holiiiiiiiis con mazo de estilo!

 

Bueno, me voy a presentar, fíjate tú. Me llamo Calabaza Cardo, y mi nombre es un homenaje a nuestras hermanas humanas las plantas. Bueno, no el apellido, que es chulo, pero vamos, es el mío, te lo juro por Tommy Flinjiguer.

Represento al movimiento antivegano, y soy un súper mega comprometido con el mundo vegetal, porque las plantas tienen su propia e indisolublemente eternizada cool alma vegetal. Somos cada vez más los que pensamos con profundidad abismal y eso, que esos (¡Uy, qué recindoncia! ¿No?) bárbaros veganos que mastican con sus sucias piezas dentales a nuestras hermanas no tienen derecho, jo, y estamos creando grupos de Guatdefacapp para concienciar a todos, todas y todis del peligro del veganismo asesino.

 

Sí, ya sé que ellos fueron los que lograron, en nuestra ultramoderna y megadesarrollada supersociedad, que se dejara de comer carne, cosa hortera que, ya ves, fue la causa de la desaparición de muchas especies animales de las que ya nadie se acuerda, aunque, como dice mi amiga Nabo Moreno, «no serían tan listas cuando desaparecieron, joder ya». En fin, que me pierdo y tal; a lo que iba, mira tú: ellos son los responsables del vegacidio incontrolado de tantas y tantas especies que lloran con lágrimas fotosintéticas en cárceles de plástico al sol abrasador y muy muy muy abrasador, esperando ser devoradas sin juicio previo ni defensa alguna ni nada de nada. ¡No al vegacidio!

 

Nuestra respuesta es totalmente otra, y con un diseño guay y propio, aunque requiere, eso sí te lo digo porque es importante, un proceso de adaptación largo. Bueno, no sé, depende de lo cool del alma bacteriana de cada tal y cual, claro. Desde hace dos años nos alimentamos de cultivos de bacterias, y tenemos que decir y jurar de verdad que hemos descubierto que la alimentación bacteriófaga es mucho más nutritiva que la vegana, y requiere muchas menos cantidades de suplementos vitamínicos y minerales. Sí, de vez en cuando se producen algunos molestos procesos degenerativos en el tracto intestinal inferior, vamos, que nos cagamos vivos y vivas por las bragas, de verdad, pero estamos investigando las causas y creemos haber descubierto la procedencia y entrevisto una no demasiado costosa solución. Y si es costosa, da igual, la causa lo vale y mis papis, pues eso, no digo más, que luego me criticáis que si tengo o no tengo más o menos o así.

 

Pues eso, animamos a todos los veganos inconscientes de sus acciones violentas contra el mundo vegetal a que se unan al PACAP, el Partido Antivegano Contra el Asesinato de Plantas. Descubrirán un nuevo mundo microscópico perfectamente compatible con sus creencias bien peinadas y maquilladas, y en el que se superan los graves errores de sus terribles decisiones contra nuestra sociedad vegetohumana.

 

Este próximo lunes tenemos una reunión – manifestación megareivindicativa en la Plaza Tomate, que hemos rebautizado como la Plaza Enterococcus Sp. ¡Venga, ven, te necesitamos para promover la vida saludable bacteriana!

 

 

Un kiss de Calabaza Cardo. ¡Salud y Estafilococos!


 

 

Please reload

Historias afines
Please reload