"La primera luz", de Nunatak

29/09/2017

 

 

 

Decía San Justino, hace mucho tiempo, que las semillas de Dios están esparcidas a lo largo y ancho de la humanidad. 

 

Aquí está una de esas semillas. Una canción que late infinito, que abre al horizonte eterno. Atención a la letra, a la música y al vídeo, porque son extraordinarios. 

 

Aquellos que dicen que la juventud de hoy ha perdido pie totalmente, deben referirse a otra juventud. Aquí sigue palpitando aún la primera luz, sigue brillando con fuerza.

 

 

Letra.

 

Empezó a crecer

desde el lodo,

con la inercia de

las fuerzas que lo rigen todo. 

Y hoy se abre paso al fin, 

desde el suelo a la matriz.

 

El universo:

se ha apagado la primera luz,

pero sigue palpitando aún.

 

Tras el resplandor,

como un soplo se ramificó.

Porque ella siempre encuentra el modo. 

Hoy regresa hasta aquí,

desde el cielo a la raíz

de nuestros cuerpos. 

 

Se ha apagado la primera luz,

pero sigue palpitando aún.

Se ha apagado la primera luz,

pero brillará donde estés tú. 

Se ha apagado la primera luz,

pero sigue palpitando aún.

Se ha apagado la primera luz,

pero brillará donde estés tú.

 

 

 

Please reload

Historias afines
Please reload