• Llamas, J.M.

We are the people, de Martin Garrix, Bono & The Edge




Ha comenzado la Eurocopa. Y, sin duda, además del fútbol, lo mejor esta vez ha sido el himno, una canción de la mitad de U2 con Martin Garrix. Ritmo que anima a saltar y a bailar, y una letra que abarca mucho más que el propio fútbol: en ella tenemos la fe, la esperanza, el amor, el pueblo, Notre Dame como icono del momento de crisis que estamos viviendo, la reconciliación y la mano abierta, la superación del odio y la guerra, la luz que vence a las sombras y a la noche, el corazón que duele como más que probable guiño al corazón abierto de Jesús en la cruz...


El estribillo nos puede venir muy bien: no tiene sentido esperar que llegue un pueblo que sea capaz de levantarse y caminar. Nosotros somos, hoy, el pueblo al que habíamos estado esperando. Pues nada: levantémonos, por encima del odio y la guerra, con las manos abiertas, amando hasta que llegue el Día.




Letra traducida (traducción propia)


Somos un millón de voltios en una piscina de luces,

electricidad en la habitación esta noche,

nacidos del fuego,

chispas volando desde el Sol.


Sí: casi no te conozco, pero ¿te puedo confesar algo?

Siento tu corazón latiendo en mi pecho.

Si te vienes conmigo,

esta noche puede ser La Noche.


Porque tú tienes fe, y no te da miedo luchar;

tú te aferras a la esperanza desde la derrota en la noche.

Hay una imagen tuya en mi mente:

podría ser una locura, pero puede que tengas razón:


¡Somos el pueblo que hemos estado esperando,

alzándonos de las ruinas del odio y la guerra;

un ejército que ama como nunca se ha visto antes;

somos el pueblo que hemos estado esperando!


¡Somos el pueblo de las manos abiertas,

desde las calles de Dublín hasta Notre Dame;

lo edificaremos mejor de lo que lo hemos hecho antes,

somos el pueblo que hemos estado esperando!


Campanas rotas y una iglesia rota (Notre Dame):

un corazón que duele es un corazón que trabaja.

Desde un lugar destrozado,

desde ahí es desde donde se vence.


Porque tú tienes fe, y no te da miedo luchar;

tú te aferras a la esperanza desde la derrota en la noche.

Hay una imagen tuya en mi mente:

podría ser una locura, pero puede que tengas razón:


¡Somos el pueblo que hemos estado esperando,

alzándonos de las ruinas del odio y la guerra;

un ejército que ama como nunca se ha visto antes;

somos el pueblo que hemos estado esperando!


¡Somos el pueblo de las manos abiertas,

desde las calles de Dublín hasta Notre Dame;

lo edificaremos mejor de lo que lo hemos hecho antes,

somos el pueblo que hemos estado esperando!


¡Somos el pueblo que hemos estado esperando!

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo